La gestión de la carrera profesional: la formación

tarihinde gönderildi - Son değiştirilme

*Nota: último post de una serie de artículos relacionados con la gestión de la carrera profesional de las personas. Puedes leer los otros tres aquí. En los años 70 obtener un título universitario era algo ‘atípico’ en la sociedad. Tener un título universitario aseguraba trabajo en muchas empresas y representaba una formación prácticamente ‘de por vida’.  Es muy típico entrar en un despacho de una persona a punto ya de jubilarse y encontrar en su pared un cuadro enmarcado con el título universitario, ¡hoy esto ha cambiado!, TAMBIÉN.

formacion

Cada vez más se habla de la universidad como el equivalente al instituto de antes.  La gente se incorpora más preparada y formada al mercado laboral, con títulos universitarios y Másters.  Bien, no seré yo quien diga que hay que dejar de estudiar una carrera o un máster, si bien es cierto que si no se complementa con prácticas profesionales de poco sirve ir añadiendo títulos y más títulos. Muchos de mis alumnos de la universidad me preguntan sobre la conveniencia de hacer un MBA. Mi respuesta siempre es la misma. La primera premisa es que independientemente de la carrera profesional siempre es bueno tener conocimientos empresariales, pero en mi opinión el MBA es un formato caducado. Pagar una cantidad desorbitada por unos conocimientos que te pueden dar cursos de posgrado y cursos ‘flash’ de un día, además de hipotecar un año profesional de tu vida, me parece un coste de oportunidad  e inversión demasiado alto. Además, con los MBA viene sucediendo algo parecido a los títulos universitarios de hace unas décadas. Con un MBA no vale, todo cambia tan rápido que me atrevo a decir que es bueno hacer un posgrado cada 7-10 años para ponerse al día de las mejores prácticas empresariales. En un mundo tan cambiante nadie puede pensar que un título y sus conocimientos adquiridos servirán de por vida. Formarse a lo largo de la vida en cursos de períodos más cortos que una carrera universitaria o MBA, que permiten mantenerse actualizado en formación y obtener nuevos contactos profesionales es una mejor idea que hipotecarse ‘a la antigua usanza’. Cada día más hay más oferta en posgrados de 3 a 6 meses, y también cursos intensos de 20 horas semanales que permiten formarse sin necesidad de hacer interrupciones en tu carrera profesional. Un tema fundamental en materia de formación son los idiomas. De nuevo internet ha cambiado el paradigma de cómo podemos aprender un idioma, pudiendo contratar a profesores particulares con los que hacer clases vía skype y compartiendo ejercicios en google docs. Sin ataduras, con máxima flexibilidad y a costes mucho más económicos que las tradicionales escuelas de idiomas. Otra magnífica manera de formarse sin ataduras ni inversiones es seguir blogs de internet que estén especializados en tu terreno profesional es una forma fantástica y gratuita de aprender algo nuevo además de mantenerse al día. Y es que de la misma forma que tantas otras cosas, internet también ha democratizado la formación. Por último, y de cara a tener una correcta formación es importante hacerse un auto diagnosis. Pregúntate lo siguiente: ¿Qué conocimientos debo tener para la carrera profesional que quiero tener? ¿Qué formación necesitaría actualizar cada año? ¿Qué habilidades interpersonales (comunicación…) puedo mejorar? ¿Qué páginas de internet puedo seguir para ir formándome? … ¡Saludos a todos!

Sonraki Makale

La gestión de la carrera profesional: pasar por ventas